top of page

Fosetyl-Al: problemática europea para el pistacho ecológico



Actualmente, en España se estima que el cultivo ecológico de pistacho representa alrededor de unas 33.000 Has de las 55.000 Has totales cultivadas con pistacho en el año 2021 (Fuente: MAPA). Esta modalidad de cultivo resulta interesante por el valor añadido que tiene (diferencial de precios > 2€) y el interés creciente de los consumidores.


Sin embargo, existe una problemática que está afectando a la cadena de producción de pistacho ecológico y provocando una bajada de precios generalizada de este tipo de pistacho: la detección de un producto fitosanitario no autorizado en cultivo ecológico aún a pesar de no haberse utilizado, provocando la paralización de lotes enteros durante meses, e incluso la pérdida del sello ecológico.


El fosetil de aluminio (Fosetyl Al) es un fungicida organofosforado sistémico de amplio espectro introducido hace 40 años y no autorizado en la actualidad en producción ecológica. Se usa generalmente para controlar Phytophthora, Pythium, Plasmopara y Bremia en una variedad de cultivos (frutos de cáscara, cítricos, piña, aguacate, frutas de hueso y pepita, frutos rojos, verdura y hortalizas).


Está formado por 3 moléculas de etilfosfónico y un átomo de aluminio, y se trata de una molécula poco estable, que se descompone rápidamente dentro de las plantas en ácido fosfónico, cuyas sales son llamadas fosfonatos.

Debido a esta naturaleza, en el Reglamento (CE) n° 834/2007 que recoge los niveles máximos permitidos de Fosetyl Aluminio (fosetyl-Al) se especifica que se analicen los residuos de fosetyl-al como la suma de fosetyl-al, ácido fosfónico y sus sales (expresado como fosetyl-al).

De esta forma, se considera positivo en Fosetyl-Al todo lote con trazas fosfonatos en el análisis, aunque no haya detección directa de fosetyl, provocando que los lotes así analizados se descalifiquen como ecológicos a pesar de no haber utilizado el producto en cuestión.

La presencia de estos fosfonatos puede deberse a las siguientes causas, compatibles con la agricultura ecológica (circular 1/2020 sobre la Detección de fosfonatos y Fosetil de la Dirección General de Industrias, Innovación y Cadena Alimentaria de la Junta de Andalucía):

  • Los residuos de fosfonatos pueden ser originados como producto de degradación de fertilizantes potásicos compuestos por fosfito potásico, que estuvo autorizado en producción ecológica hasta 30/09/13, pero que actualmente no lo está.


  • Los productos a base de fósforo (tanto el fosetyl-al como los fertilizantes potásicos) pueden ser absorbidos por el cultivo y almacenados en estructuras de reserva en cultivos perennes, pudiendo removilizarse y por tanto aparecer en fruto hasta varios años después de su aplicación, con motivo de situaciones de estrés vegetal. Se conocen casos de aplicaciones mientras estuvo permitido, que han dado lugar a detecciones años más tarde.

  • También existen riesgos de que en la elaboración de ciertos fertilizantes foliares con alto contenido en potasio se emplee la sustancia no permitida fosfito potásico.

  • La detección de ácido fosfónico (fosfonatos), también puede provenir como consecuencia del uso de abonos incluidos en el anexo I del RCE 889/2008, estos abonos deberán en todos los casos cumplir, de acuerdo con el artículo 16 del RCE 834/2007, con la regulación horizontal europea y nacional en materia de fertilizantes.

  • Se puede dar el caso de contaminaciones por aplicación en parcelas contiguas, con manejo no ecológico, donde el empleo de fosetyl-Al está permitido.

  • Otro origen posible de la aparición de restos de fosfonatos es el suministro de insumos externos a la explotación, ya sean materias orgánicas a granel, ya sea insumos comerciales, vendidos como aptos para la producción ecológica, que vienen contaminados con fosfonatos sin que el operador tenga conocimiento de ello.

  • Se da el caso también de detecciones para las que no se ha podido encontrar el origen, a pesar de investigar todas las posibles fuentes. Según indican operadores ecológicos, organismos de control o personal técnico, esto lleva a pensar en una aparición espontánea, cuyo origen no es posible rastrear. A pesar de que no se ha demostrado científicamente, se trata de una opción que se debe tener en cuenta.

  • Finalmente, en la manipulación y transformación, si las medidas de control no son adecuadas, puede producirse mezcla de lotes conteniendo alguno la sustancia, por lo que la agrupación de lotes haría que el resultante estuviera contaminado.

El problema para el sector viene cuando un procesador compra pistacho ecológico al agricultor, pagándose como tal, pero luego no puede sacarlo al mercado como tal, porque los clientes, acogiéndose al Reglamento (CE) n° 834/2007 solicitan los análisis y, estando los límites de fosfonatos por encima de lo permitido, rechazan el producto, ocasionando en los procesadores pérdidas económicas que no pueden asumir. Además, la detección de fosfonatos en un lote con certificación ecológica, obliga al organismo certificador a activar la paralización del lote e investigación de la causa de aparición del residuo para descartar el fraude. Estas investigaciones suelen durar meses, penalizando al comercializador.

En la campaña 2019 en España se procesaron unas 800 toneladas de producto ecológico, que han sido pagadas como tal a los agricultores. Si esas cantidades se hubieran tenido que vender como producto convencional hubiese supuesto una pérdida de cerca de 3 millones de euros. La realidad es que para algunas empresas ha supuesto pérdidas reales e inasumibles. Por otro lado, hay que considerar que el mismo problema es común en otros sectores como el de la almendra, la nuez o la avellana, que son de mayor importancia en nuestro país, incluso que el pistacho, por lo que estamos hablando de pérdidas millonarias.

Por todo ello, desde el Consejo Europeo del Pistacho nos hemos puesto en marcha para solicitar a la Comisión Europea una modificación del reglamento, que tenga en cuenta las realidades de los productores de pistacho y no les penalice. La unión del sector del pistacho ecológico es importantísima para llevar este problema a la Comisión Europea.

Desde el CEP os mantendremos informados de la evolución en la resolución de este tema.


596 visualizaciones0 comentarios

Komentar


banner-cep-01.png
  • Instagram CEP
  • Facebook CEP
  • Linkedin CEP
bottom of page